jueves, 04 de septiembre de 2008 - 09:49 p.m.

Más obras, más dudas

Cada vez que en Banfield se inicia una obra, en vez de alegrarnos, sufrimos. Es porque Portell nunca licitó las obras que se hicieron en su gestión (recordar el bochornoso tema de la nueva platea y su no licitación y la negligencia y serios problemas de construcción y costos en el microestadio) y entonces son más las dudas que las certezas sobre los beneficios que recibe el Club. La última obra de Portell es la construcción de un gimnasio en el predio, valuado en $1.500.000 (con las máquinas) que además de hacerce en forma directa asombra por su desproporcionado costo y adicionalmente, trajo problemas internos en la Mesa Directiva, ya que el Secretario de Portell, Marcelo Martinez (actual Jefe de Campaña de Portell), acusó al arquitecto Santamaría, prosecreario y amigo personal del Presidente, de realizar las obras sin licitar ni poner a debate el tema en Comisión Directiva.\n\nEsa pelea causó mas distanciamientos dentro de la mesa Directiva de Portell, que hoy de cara a las elecciones, se ve solo y tratando de hacer pie en una pileta llena de agua turbia. Ya se alejaron y le sacaron el apoyo al actual Presidente que va en busca de su quinto mandato consecutivo, la Agrupación Tradicionalista (con quien el escribano Villar tiene un serio problema judicial y debió renunciar a dicha agrupación para acompañar a Portell luego del arreglo entre ambos) y la Agrupación Albiverde (cuyo presidente es Raúl Baud acompañado de la familia Fontenla, entre otros). Banfield necesita obras, pero deben hacerce en forma planificada, y sobre todo, transparente y dichas obras tienen que beneficiar solo al Club. Van diez años de gestión y diez años llenos de dudas. ¿Se acabarán algún día?.Segurmanente en la Campaña, Portell prometa licitar las obras o diga que ha licitado para engañar al socio, como hizo con el contrato de Bertolo, pero la mentira, por suerte, tiene patas cortas. Y al que SIEMPRE miente, finalmente NADIE le cree...