miércoles, 27 de junio de 2018 - 11:00 p.m.

Clinica de voley para los chicos del ICAB

Voley por dos en el microestadio “110 años”. Por un lado, como ya lo hicieron el año pasado y como ya lo hicieron con otras disciplinas, alumnos del ICAB fueron invitados a una clínica de la actividad. Y por el otro, hubo un torneo interno recreativo mixto con equipos de tres, parece que muy peleado.
Por Actividades Deportivas. Primero el ICAB. Estudiantes de 5to y 6to de la primaria banfileña y de 1ro y 2do de la secundaria trabajaron divididos en dos grupos, unos con Matías Vendramini –jugador y entrenador del club- y otros con Nico Riganti. Hubo ejercicios con globos, otros de golpes y técnicas, algunos partidos informales y, dicen, hasta algunos bailes. Por suerte, el trabajo en fotos y videos de Mariano Riganti no dejó registro de esto último. Los alumnos del ICAB se fueron con algunas golosinas y algunos volantes como para quedarse pensando. El vóley de Banfield es tentador.

Después fue otra cosa. Hubo dos torneos internos en equipos de a tres integrantes, uno para los y las minis de 13 y 15, y otro para los “mayorcitos” y las “mayorcitas” de 17, 19 y 21, con canchas armadas a medida. Cuentan que los partidos fueron intensos y muy peleados. Honor a los ganadores: el trío Lautaro Acosta-Jimena Rolón y Franco Arce entre los menores, y el terceto Yamil Pralong, Bianca Arnedo y Luciano Bucchieri entre los más grandes.

Desde afuera, los que no jugaban simulaban aliento, gritaban, cantaban, y sí, también molestaban. Hasta que se fue haciendo nochecita y los padres de la Subcomisión y las madres y los padres del recreativo del vóley metieron mano en la parrilla para cerrar con hamburguesas para todos y todas. Se sortearon algunas camisetas, pero para entonces importaban más los emparedados… Aplausos para el voley verdiblanco.