sábado, 07 de abril de 2018 - 07:56 p.m.

Ni Jesús se apiadó del casi descendido Olimpo

Dátolo la rompió para la victoria 3 a 0 ante Olimpo en casa. El gol tempranero del capitán, el tanto de Ortíz de cabeza en el complemento y la definición de Carranza para el 3 a 0 final, fueron mucho para un Olimpo que está a un paso de perder la categoría. El Taladro ganó bien, tuvo volumen de juego y llega de muy buen ánimo al clásico ante Lanús de la próxima semana.

Banfield necesitaba un partido así, quizás fue el mejor de éste semestre. Tuvo gol, volumen de juego, destellos individuales y la determinación que se necesita para quedarse con los tres puntos de local. Dátolo fue la bandera, pero estuvo bien acompañado por Linares, Mouche y Carranza. La última línea respondió bien a pesar de algunas jugadas claras de Olimpo y el triunfo terminó siendo más que justo. Olimpo demostró por qué está al borde de perder la categoría, un equipo sin ganas, poco fútbol y que dio ventajas en todos los aspectos de juego. Pero mirando puertas adentro, Omar Piccoli debe quedarse conforme con lo que fue el rendimiento colectivo del equipo. Banfield jugó a ganar desde el primer minuto y eso tuvo su premio, justo una semana antes de jugar el partido más importante de éste primer semestre del año. La visita a Lanús puede justificar éstos primeros meses de 2018 en donde el equipo tuvo un andar irregular, no consiguiendo el objetivo de pasar a la zona de grupos de la Libertadores. Pero el clásico significa mucho para el plantel y sobre todo para un hincha que necesita de una alegría semejante. Es el momento perfecto para derrota a un Granate que viene capa caída en ésta Superliga. Será una semana especial en donde se respirará aire de clásico en toda la ciudad.