martes, 27 de junio de 2017 - 11:53 p.m.

"Aunque la AFA no quiera, la Copa vamos a jugar"

Esto cantó la gloriosa gente ante Rapalling (la suma Rapallini-Racing) cuando nos quisieron arrebatar el sueño. Pero contála como quieras, Banfield va a jugar la Copa más importante de América. Con todo en contra, el equipo logró el objetivo.

DDXwyHyXsAArkWyArrancó la temporada con un plantel de bajo presupuesto, con la eliminación de la Sudamericana y un andar regular. Cinco victorias al hilo, el histeriqueo de Erviti que se iba, y un fin de año que nos dejó bien arriba. Llegó enero, la crisis de pago en el fútbol argentino donde Banfield se mostraba como el de peor economía. Se fugaron las ratas, se quedaron los de sangre caliente y puro huevo aunque les debían cuatro meses de sueldo. Llegaron Darío y Renato y Brian crecía en las redes y los medios. Creció el equipo, que con un andar regular fue subiendo en la tabla. Nos bombearon con Racing. Anoche se terminó el misterio. El Emperador lo hizo de nuevo: Envió a sus gladiadores a pelear a la Copa más linda de todas. Un nuevo capítulo para la hermosa historia de nuestro gran club.
DDXx4lRXYAIS33uDDX1FDBXUAIdKvfARCHI_3445321200x771DDXxTVMWsAQ7c2BDDX0K6GWsAA_g5nDDYLhf4XgAIDuf2