miércoles, 03 de mayo de 2017 - 12:35 p.m.

“No estuvimos finos”, reconoció Santoro.

El entrenador de futsal de Banfield señaló que el equipo cometió “errores” que desencadenaron en la derrota del domingo 5-3 con CIDECO en condición de visitante. Por otra parte, señaló que no hay que “dramatizar”, además de remarcar que deberán poner la cabeza en el próximo compromiso con Unión Ezpeleta.

 

226503_1El primer equipo de futsal de Banfield cayó el domingo por la noche 5-3 en su visita a CIDECO en lo que fue un encuentro pautado por la séptima fecha del campeonato por la segunda división del certamen metropolitano. En ese sentido, el equipo sufrió su segunda caída, en tanto que dejó pasar la chance de subirse momentáneamente a la punta ya que quedó estancado en la línea de las 10 unidades.

Al respecto, Emanuel Santoro, analizó las variantes de la caída del Taladro: “Era un partido importante en el sentido de que si ganábamos quedábamos punteros, si bien es larguísimo y falta muchas fechas, dejamos pasar la chance de mirar a todos desde arriba que era importante desde lo anímico. No nos queda otra que apretar los dientes e intentar recortar esos puntos que tenemos abajo”.

La visita a CIDECO significó para Banfield medirse ante uno de los equipos que pretenden ser animadores del torneo al finalizar el año. Como consecuencia, perder tradujo un golpe por partida doble, en tanto que lo consideran rival directo en sus aspiraciones de ascenso a la máxima categoría.

“No nos superaron desde el juego, pero a partir de desconcentraciones y la garra se pusieron a la par y nos terminaron superando. No es para volverse locos y cambiar todo el equipo, pero sí es un aviso. Si queremos pelear hay que igualar a estos equipos desde lo anímico y superarlos a partir de los futbolístico”, comentó Santoro.

Por otra parte, desarrolló su postura en torno al rendimiento de grupo: “De los seis partidos del torneo es en el que menos nos patearon al arco y en el que más goles nos convirtieron. Si bien no le quitamos méritos al rival, la clave fue en que no estuvimos muy finos y pagamos caros los errores que no pueden suceder si queremos pelear arriba, no hay que dramatizar pero sí tomarlo como una alarma”.

Por la octava jornada del torneo, el Taladro volverá al Microestadio 110 años, el domingo desde las 21:30, para recibir a Unión Ezpeleta, en la clara intención de volver a la cosecha de las tres unidades frente a un rival que está a dos del líder y también pretende seguir prendido.

Para concluir, el entrenador recalcó que no pueden “perder puntos por errores que son evitables”, al tiempo que de cara al futuro inmediato, agregó: “Pensamos en ajustar las fallas y pensar en el rival que viene. Debemos poner la cabeza en Ezpeleta”.(Fuente: Info Region)