miércoles, 19 de octubre de 2016 - 09:32 a.m.

La AFA, un despelote

Editorial por Soy de Banfield. Si, sin pelos en la lengua. La AFA ya no es un caos, es un despelote de intereses, mediocridades, incompetencias y pujas de poder. Más cerca del fin que de la normalización.

Para restaurar el orden económico se necesita definir un nuevo presidente. Para que haya un nuevo presidente los candidatos se deben definir sobre el torneo, ¿vuelve a 20 o se queda en 30?. No habrá candidato que logre votos si dice bajar los equipos.

Para colmo de males, el presidente Macri y el coordinador del Futbol Para Todos (hombre de su riñón) Fernando Marín, decidieron terminar el programa de transmisión pública el 31 de diciembre, y ahora, ambos más la AFA, deben salir a buscar ofertantes para transmitir el futbol de primera y parte del ascenso. ¿Que privado, sea el Grupo Turner, Fox o la reciclada Torneos querrá poner 2000 millones de pesos en un año por un torneo de 15 partidos por fecha?. Según explicó hoy Juan Pablo Varsky en su programa de radio, no hay interesados en el sector privado.

Si 1800 millones anuales por parte del Estado no eran suficientes ¿un privado pondrá más que eso? ¿Que dirigente de AFA tiene la talla para asumir la presidencia, conseguir el sponsor y lograr ordenar a los 300 clubes del fútbol argentino?.

A este clima de época se llegó luego del fin de un personalismo de 36 años y una puja de mediocres que quisieron hacerse renombre en AFA, como Angelici, Chiqui Tapia, Moyano y el mismo Spinosa. Una horda de caranchos que se quisieron servir del cadáver de Julio Grondona.

Esto es la causa de un fútbol perimido, depreciado, sin rumbo. Una selección con 23 años de frustraciones y un destino muy oscuro para Rusia 2018.