lunes, 25 de abril de 2016 - 12:20 p.m.

“Jugamos contra un gran equipo que supo acomodarse bien a una situación favorable”

Falto de autocrítica, como siempre, Julio Cesar Falcioni habló tras el clásico. Quiso justiciar la derrota con el gol de Ayala, que para él cambió el trámite del partido y cree que el planteo táctico de Banfield fue el correcto.

falcioni vs lanus¿Cómo analizas la derrota del clásico?.

El partido estaba controlado y en un minuto la expulsión de Walter y gol de Ayala cambió la historia del partido. Hasta ese momento, salvo la jugada del penal, no había habido situaciones del adversario y teníamos el control del juego. Ellos esperaron y nosotros también. Tuvimos una tenencia mayúscula de la pelota. Buscamos los espacios para lastimarlos, la movimos bien pero no fuimos profundos. El partido se abre con un golazo de Ayala que cambió la historia del partido. Ahí se acomodó Lanús, a nosotros se nos hizo difícil y nos costó llegar.

En la semana habías hablado de los penales y le cobraron uno a Lanús que no fue.

-Sí, fue un penalcito. Lo tocan en la espalda pero no fue demasiado importante. Igual el árbitro estuvo bien, correcto. La diferencia fue el gol de Ayala.

¿Cuán importante fue la expulsión de Erviti para cambiar el partido?.

-Teníamos el partido super controlado. No mandamos otro hombre a la barrera y permitimos el manejo entre Velazquez y Ayala. En esa posición tendría que haber estado Walter y eso nos complicó. Son decisiones que se toman dentro del campo.

¿Por qué no fueron más profundos y no aprovecharon el hombre de más?.

-El rival juega de una manera y nosotros teníamos que tratar de contra arrestar al adversario. Salen rápido con Mouche y Acosta. Ellos tenían que venir a quitarnos el balón pero no venían, y tuvimos la pelota. Cuando encontramos los costados con Bettini y Soto tratamos de profundizar. Armaron dos líneas de 4 con Sand en ataque, asi que tratamos de liberar los laterales. En algunas jugadas lo logramos en otras no.

¿Hay que trabajar en lo anímico ahora?.

-Tuvimos errores muy puntuales. Si alguno del área salía a la barrera quizás no existía el gol. Jugamos contra un buen equipo que nos respetó y se acomodó una situación del partido que para ellos fue favorable. Desde nuestro juego e intención intentamos romperlo y no pudimos.