viernes, 02 de octubre de 2015 - 10:47 p.m.

Hablan Spinosa y Villaverde, los dos candidatos

(Diario Popular) Darle continuidad a un proceso que sacó a Banfield de uno de los momentos más complicados de su historia e ir en busca del desarrollo tan esperado por toda su masa societaria. "Seguir yendo al frente", es el lema de campaña, la bandera de Eduardo Spinosa, que este sábado 3 de octubre buscará la reelección en su cargo de presidente, acompañado en la fórmula ni más ni menos que por el actual vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto.

"Estos tres años han sido de intenso trabajo, de mucho sacrificio pero también de grandes satisfacciones: juntos, los dirigentes, los socios y los empleados de la institución logramos rescatar a Banfield de una situación límite, ponerlo de pie y hoy verlo institucional y deportivamente fuerte. Nosotros nos preparamos durante mucho tiempo para asumir esta enorme responsabilidad que es conducir la gran pasión de nuestras vidas y por eso le entregamos a Banfield todo nuestro amor, pero también honestidad, transparencia, profesionalismo, planificación y visión de futuro. Hoy, tras el salvataje, en las etapas finales del saneamiento y ya encarando el desarrollo del club, podemos decir que mantenemos esas características invalorables pero que sumamos otra que también es clave: experiencia", señaló Spinosa en la previa de los comicios.

Del mismo modo, el actual Tesorero de la AFA agregó: "Cuando hablamos de salvataje, de saneamiento y de desarrollo tratamos de explicar de dónde venimos, dónde estamos y que es lo que queremos para el futuro de Banfield. El salvataje fue necesario para afrontar el peor momento de la historia de nuestro club: acefalía, descenso, cesación de pagos y deuda agobiante. Con mucho profesionalismo, dedicación, la colaboración de socios y el fideicomiso logramos sacarlo adelante. Los que estuvimos en el día a día sabemos muy bien el peligro que corrió el club y lo cerca que se estuvo de la desaparición".

Finalizar las cosas que faltan

En todo este proceso no hay detalle librado al azar ni cuestiones fortuitas. Si hoy los hinchas disfrutan de un equipo peleando en los primeros lugares del fútbol argentino, no es casual, sino fruto de un plan de gestión que se "defiende desde el primer día".

"El nuestro es un proyecto que apunta a crecer, a desarrollarse, a ser los mejores, a tener más hinchas, más socios, más instalaciones. Esa será la única forma de terminar de resolver los problemas económicos que aún hoy nos afectan, haciendo entre todos un Banfield más grande. Por eso, entendemos que se necesita la continuidad de este proyecto. Si entre todos logramos lo que logramos partiendo de un escenario tan desfavorable como fue el de la crisis del 2012; si pudimos recuperar el orgullo y la alegría, continuar desde las bases de hoy y con todo lo que tenemos proyectado aún por hacer, nos presenta a los banfileños la posibilidad de tener muy buenos años por delante".

Por la unidad política institucional

Otro objetivo a cumplir por Spinosa y los suyos es el lograr la unidad de una entidad con potencial pero que históricamente ha sufrido los vaivenes lógicas de las divisiones políticas. En este sentido el mandamás aseguró: "El 3 de octubre empieza la unión definitiva del club. Siempre me comprometí, que luego de pasar por la etapa de salvataje y saneamiento económico y financiero, tiene que empezar una etapa donde todos los sectores estén atrás de un mismo proyecto, unidos desde el corazón y el sentimiento para que Banfield sea uno de los clubes más importantes del país y el mejor de la Argentina".




Villaverde: "Hablamos con Falcioni y sería nuestro entrenador"








Como alternativa a la continuidad de Eduardo Spinosa, Silvio Villaverde dirimirá la presidencia del Taladro de la mano del "Frente por un Nuevo Banfield". "Tenemos un proyecto deportivo, pero también nos preocupa la situación institucional del club que decididamente no es buena", aseguró el candidato de la oposición.

La historia aparece repetida en varios y las críticas en Banfield se reiteran en un mismo sentido: la situación económica, el incremento del pasivo y la política nacional en el club. Por eso, Villaverde no olvida los últimos procesos eleccionarios y se vale de las palabras del oficialismo para comenzar a diferenciarse. "Cuando estaban en campaña, el oficialismo fue muy duro con la gestión anterior. Habló de la deuda y de la política en el club. Repitieron todo lo mismo. Además prometieron una auditoría pública que sabemos que han hecho, pero que nunca mostraron. Creemos que no encontraron nada", sostuvo Villaverde, de profesión abogado.

Con Falcioni como abanderado

En cuando a lo deportivo, Nuevo Banfield inició gestiones con el técnico ídolo del Taladro, Julio Cesar Falcioni, y sumó su apoyo. "Nosotros hemos consensuado para que Falcioni sea manager y alguien de su estilo sea el DT. Tengo un contacto con él y sé que él quiere volver en una primera etapa como DT y después de ordenar las cosas sí ser manager. Me dijo que su sueño era volver a Banfield. Si nosotros somos gobierno y nos ponemos de acuerdo en lo económico, él va a ser nuestro técnico", adelantó Villaverde. Además, recalcó que, por lo convenido con El Emperador, "la convivencia entre Claudio Vivas y Falcioni no sería un problema ya que Julio se mostró dispuesto a trabajar juntos".

Atentos a la situación económica

Sin embargo, más allá del rodar de la pelota, en Nuevo Banfield preocupa mucho la situación institucional del club. En este sentido, reclamó: "Nos tiene muy ocupados la evolución del pasivo. Si tomamos como punto de partida la gestión anterior, la deuda se habría duplicado o hasta triplicado en la gestión de Spinosa. A pesar de que generó el doble de los ingresos, tiene entre dos y tres veces la deuda que tenía al asumir, un pasivo de 240 millones de pesos, y no hay a la vista venta de jugadores para afrontarlo. También nos preocupa la situación del fideicomiso, que era provisorio y ya lleva tres años, y va a estar tres años más".