miércoles, 05 de agosto de 2009 - 05:28 p.m.

Después del Receso, los chicos vuelven a la Escuela

Después del receso obligatorio por la pandemia de la gripe A, las actividades vuelven al ruedo, y una de ellas es la Escuela de Fútbol del Club Atlético Banfield. Por ello, los chicos le vuelven a dar vida a cada una de las canchas del “Taladro”.

Sergio Czechowicz, coordinador de la Escuela de Fútbol de Banfield, realizó un análisis del primer semestre del año, donde resaltó el cumplimiento de los objetivos propuestos al comienzo de la temporada y adelantó una serie de jornadas y eventos en los que participará el club y en los que intervendrán todos los chicos de la institución.

¿Cuál es tu balance del primer semestre del año?

Costó mucho rearmar todo y organizarlo pero es muy positivo el balance, porque a partir de que las competencias que queríamos hacer para los chicos se fueron dando, hoy están compitiendo la mayoría de los chicos en ligas recreativas. Ningún chico se queda sin jugar, ese era un objetivo principal. A veces tenemos hasta siete jornadas por fin de semana, pero sabemos que así se va por buen camino. Los padres pudieron comprender todo y sumarse, sabemos que hay gente que no está de acuerdo pero nosotros proponemos nuestra idea y buscamos llevarla a cabo porque consideramos que es lo mejor.

¿Cómo fueron las experiencias fuera del club?

Hemos hecho dos viajes y nos quedan dos o tres más en los próximos meses, porque buscamos que todos los chicos participen de este tipo de salidas porque es una experiencia muy linda. Pero no nos quedamos en eso, además ya estamos pensando en la fiesta de fin de año, en darle regularidad a las jornadas que ya comenzamos con los arqueros de Primera, etc. Se han empezado un montón de proyectos, como el lograr que los chicos puedan ir a las canchas de once a hacer sus primeras experiencias. La idea es afianzar todos estos proyectos y que se instalen en la Escuelita.

Los resultados han sido muy buenos, ¿Se puede pensar en algún techo o siempre se está buscando más?

Siempre buscamos objetivos en cuanto a que el chico esté bien y no en cuanto al resultado, nunca tiene que haber un techo. Tenemos cosas por mejorar, estamos reestructurando las clases para que sean más generales. Siempre surgen objetivos, de hecho hay algunos que este año no se pudieron hacer pero ya están pactados para el 2010. Este año, el 90% de lo que propusimos lo estamos llevando a cabo.

¿En dónde está puesta la mira para el semestre que ya está comenzando?

La idea es cerrar algunos de los viajes previstos, se manejan alternativas como San Pedro, volver a Madariaga, Mar del Plata, Puerto Madryn. No vamos a ir a todos pero sí queremos alguno de esos. También hay un torneo en Pilar, donde vamos todos los años. Mi idea es que vayan todos los chicos de la Escuela. Siempre han ido los de mejores condiciones porque es un torneo muy importante, pero esta vez buscaremos que puedan ir todos los chicos, para compartir jornadas con sus amigos, educarlos, cuidar la alimentación y enseñarles muchas cosas. La idea es cerrar el año con una jornada en el club, invitando a todas las Escuelitas que nos han recibido durante este tiempo.

Tal vez fue la experiencia más fuerte para los alumnos, ¿Cómo viste vos la visita de los arqueros de Primera División a los chicos de la Escuelita?

Para mi fue muy emocionante, cuesta mucho organizarlo porque lo hicimos todo como sorpresa. Nadie sabía y queríamos que se enterara muy poca gente antes. Esa era la idea para que la sorpresa sea íntegramente para los chicos. Lo bueno es que compartieron un trabajo con ellos y pudieron ver que son personas comunes y corrientes como cualquiera. Se van a seguir organizando este tipo de jornadas porque son muy positivas.