martes, 12 de febrero de 2013 - 07:03 a.m.

Derecho a réplica

Una vez más, Soy de Banfield demuestra ser el medio más leído y plural de Banfield. Somos el sitio con mayor audiencia y el único que permite total libertad de expresión mediante los comentarios públicos de Facebook, que no son censurados aun ni cuando son insultos de usuarios truchos.

Debido a la nota del día de ayer "Malestar por las “manitos” borradas" el vicepresidente Oscar Tucker decidió hacer uso de ese derecho que sólo nuestro medio da y expresó:

"les quiero aclarar que la pared de atrás del arco local, tuvo que ser hecha de nuevo, producto de los daños sufridos en el partido contra Colón cuando nuestro equipo perdió la categoría. Cuando hablan de torpeza dirigencial, entiendo que es porque desconocían este hecho, no? sería oportuno si realmente se trató de una falta de información por parte de Uds. que suban a la página mi aclaración y sus disculpas por habernos tratado de torpes injustificadamente, quedo a su entera disposición para cualquier otra aclaración que necesiten. Saludos,  Oscar Tucker, Vice presidente Segundo y Director Institucional del Club Atletico Banfield".

Le aclaramos al vicepresidente que las manitos estaban pintadas a lo largo de los 73 metros de pared, y no solo de los 36 metros reparados (en la foto se ve la sombra de unos 15 metros de pared cerca del corner donde también había firmas de nenes y que no había sido derribada) algo de lo que nosotros mismos hablamos en la nota "El Lencho se prepara" del 26 de julio pasado, nota extraída en su momento de la web oficial pero que, como todo el sitio, fue borrado por la actual Comisión en otro acto de torpeza. Además, todos los que asisten a la Suarez baja pudieron ver las manos pintadas hasta el partido con Crucero del Norte en el resto de la pared.

Entendemos el malestar del vicepresidente por este error que se cometió borrando la huella de muchos socios de Banfield, pero no entendemos su enojo ni sus ataques en las redes sociales. Sería más fácil aceptar el error que agraviar y justificar con datos falsos o inexactos. También le agradecemos su deseo de participar en nuestro medio dándonos explicaciones y leyéndonos a diario.