miércoles, 04 de julio de 2012 - 01:20 a.m.

Mariotto lo hizo

Luego de varios días de negociación, el vicegobernador bonaerense logró que sus dos delfines en Banfield, Eduardo Spinosa y Manuel Cordero, participen de la misma lista, dejando de lado diferencias personales. Spinosa (UB) necesita del apoyo de sectores opositores que le aporten seriedad a su candidatura. Cordero (Tradicionalismo) por su parte, aceptó ser parte de la lista aunque haya manifestado públicamente que no quería "volver a quemarse" luego del papelón del abandono y judicialización de octubre pasado. De hecho, muchos integrantes de esa lista tienen profundas diferencias con quien será el candidato a Presidente y aceptaron participar por orden o pedido de Mariotto, ya que son militantes de diferentes cuadros del vicegoberndor.\n\nEn otro orden de cosas,  Martín Moya, apoderado de la UB, pidió en la reunión de Junta Electoral que se excluyan del padrón a los socios ingresados entre julio y septiembre de 2010, donde habrían ingresado los famosos 3000 socios truchos. En estos encuentros, Moya (quien es fácilmente reconocible por decir "Banfil", como Marcelo Araujo, lo que deja a las claras que a Banfield sólo lo ve por tv) posee un número de socio que pertenece al periodo julio-septiembre de 2010, por lo que se está impugnando a si mismo reconociéndose como un posible socio trucho.\n\nLo que Moya (y por ende la UB) desconoce es que estas propuestas anómalas y violatorias del estatuto dan lugar a que cualquier socio (genuino o trucho) pueda impugnar la elección por haber sido excluido del padrón, lo que evidencia una vez más las graves faltas al respeto institucional que tienen. Banfield entraría así en un nuevo e infinito derrotero legal, estirando la acefalía.