jueves, 28 de junio de 2012 - 10:11 a.m.

Noche de escraches

Luego de la decisión de la Comisión de cerrar la Sede por seguridad (se temía la concurrencia de infiltrados a la manifestación) la manifestación autoconvocada que se llevó a cabo a noche se concentró en Maipú y Alsina, con la presencia de mas de 600 personas que continúan reclamando un llamado a elecciones.\n\nLuego de este reclamo pacífico y legítimo, un pequeño grupo de 100 hinchas decidieron recorrer las calles de Banfield y Lomas para visitar las viviendas particulares de varios de los dirigentes -lo que confirma la presencia de infiltrados- incluyendo la del ex Presidente Portell, realizando escraches con cantos e insultos. Algo completamente repudiable ya que en las casas están las familias -mucho de ellos con niños pequeños- que nada tienen que ver con esta crisis institucional.\n\nAdemas, en horas de la tarde el ahora Presidente Acuña recibió una amenaza de muerte anónima, muy intimidatoria que mostraba tener mucha información de sus movimientos. Por lo que en medios generales trascendió que había renunciado, pero no hay nada de eso hasta el momento.\n\nLamentablemente Banfield se ve envuelto en una crisis institucional y social que involucra a hinchas auténticos con verdaderos violentos que son capaces de hacer cualquier cosa para saldar sus intereses personales.\n\nSon días críticos para el club, y los hinchas debemos reclamar lo que nos parece justo, pero con la cabeza fría y siempre en el marco del respeto por el otro.