martes, 08 de mayo de 2018 - 11:07 p.m.

Ajustada victoria 2 a 1 en casa ante el descendido Chacarita

El equipo no jugó bien pero aprovechó algunas ventajas del rival y terminó ganando 2 a 1 gracias al oportunismo de Julián Carranza, joya del club. No se jugó bien, como la mayoría de los partidos de este primer semestre del año, pero se ganó, se despidieron bien de la gente y ahora sólo falta mejorar en lo futbolístico para tener un equipo competitivo en lo que resta de éste 2018.

La última fecha será ante Patronato en Paraná, allí Banfield despedirá su primer semestre de éste 2018 que lo tuvo con una llamativa irregularidad. Se apostó todo a la Copa Libertadores y salió mal. No se clasificó a una Copa en la Superliga y ahora sólo resta apuntar a mejorar en lo colectivo e individual para el próximo semestre. En cuanto al partido de hoy no hay mucho por destacar. Sí el trabajo de Mauricio Arboleda quien se consolidó como el arquero titular indiscutido, también la levantada de Enzo Kaliski en los últimos partidos y el olfato goleador de Julián Carranza, la gran esperanza de cara al próximo torneo. Hoy Omar Piccoli puso al pibe junto a Cvitanich arriba, algo que debió suceder muchas fechas antes. Pablo Mouche quien tuvo rendimientos de mayor a menor, jugó de volante y cumplió más que de delantero. Lo mejor, además de los goles de Carranza, fue la presencia en el segundo tiempo de Lucho Gómez y Juan Álvarez, quienes le dieron cambio de ritmo a un equipo previsible desde el juego. Chacarita, ya descendido, jugó relajado, sin temor a perder y eso a veces ayuda. Generó peligro, tuvo buen partido de sus volantes y además de complicar con algunas jugadas de riesgo, puedo haberse llevado un empate. Finalmente la victoria quedó en casa, era necesaria para terminar la primera parte del año con una sonrisa. Luego llegará el análisis, también el partido en Patronato, pero lo cierto es que había que ganar y se ganó, sin importar tanto el cómo. Habrá que hacer borrón y cuenta nueva, asumir los errores, repetir los aciertos y entender que el próximo semestre hay que ser protagonista en todos los frentes, Superliga, Copa Argentina y Copa Sudamericana.