viernes, 23 de marzo de 2018 - 01:45 p.m.

El plantel sigue entrenándose pensando en el Globo

Los jugadores comenzaron la práctica de hoy haciendo fútbol en espacios reducidos. Luego Omar Piccoli probó variantes en el medio campo y terminaron haciendo definición. La idea es llegar renovados de ánimo y mejor físicamente el choque contra Huracán. Luego viene Olimpo en casa y el clásico de visitante contra Lanús. Allí Banfield se juega todo, al menos lo que es el primer semestre del año.

Hay que ir paso a paso, el primer escollo es Hucarán, luego vendrá Olimpo, y recién Lanús. Para el Taladro todas son finales en esa lucha por ingresar a las Copas. No tiene margen de error y por eso el choque en el Tomás A. Ducó, toma un tinte distinto. Hay que ganar como sea, y ya con la victoria, trabajar para mejorar el juego, quizás la deuda mayor de éste equipo. Olimpo se presenta como un rival accesible y esos tres puntos deberían quedar en casa. Pensando en el duelo ante Lanús, hay dos jugadores que deberán cuidarse de no sumar amarillas contra Olimpo, o mejor dicho, quizás se hagan amonestar contra Huracán para llegar limpios al clásico. Hablamos de Eric Remedi y Renato Civelli, hoy por hoy los jugadores de mejor rendimiento del equipo. Con ellos en cancha, Banfield es más ordenado y prolijo. Civelli ordena toda la defensa y Remedi, además de presionar y robar muchos balones, también hace jugar al equipo, en esa nueva faceta que le toca asumir ante el bajo rendimiento de sus compañeros en el medio campo. Todavía Piccoli no definió los once para visitar a Huracán, pero se esperan cambios con respecto a los once que cayeron de local ante Unión. Debería haber un antes y un después de ese partido, las declaraciones de Cvitanich son la prueba fiel de que algo deberá cambiar de aquí a la finalización de la Superliga.