martes, 20 de marzo de 2018 - 10:04 a.m.

La Unión hizo a la fuerza, fue dura derrota en casa por 2 a 0

El Taladro jugó su peor partido en mucho tiempo, ante un rival que hizo todo bien. Banfield casi ni tocó la pelota, generó pocas situaciones de gol y se vió superado en todas las líneas por un duro rival que es de lo mejor de la Superliga.

Corría el minuto 15 del primer tiempo y se veía un monologo de Unión. Tenía le pelota, ya había generado una situación neta de gol y se lo notaba con la determinación de un equipo que quiere ingresar a la Copa Libertadores de 2019. La primera de Banfield estuvo en los pies de Mauricio Sperdutti quien hizo lucir a Nereo Fernández. Quizás esa fue la más clara del partido para el Taladro. Minutos después, Unión abría el marcador, con un poco de fortuna, tras un rebote que descolocaba al buen arquero Facundo Altamirano. Si el Tatengue era dueño del partido con el empate, más lo fue con la ventaja. Banfield no pudo nunca tomar las riendas del juego, quizás por propia inoperancia, pero sobre todo, por lo bien armado que estaba el conjunto visitante. Tenía le pelota, generaba situaciones, rotaba a sus jugadores en la zona central, ganaba los rebotes, hacían todo bien. Parecía que estaban en otra velocidad. A veces, tal como dijo Cvitanich después del partido, hay que entender que el rival es mejor y punto. No hay mucha vuelta. Sí, hay que mirar puertas adentro, analizar el por qué se jugó tan mal, pero mirando la vereda de enfrente, también hay respuestas. No es que Banfield no haya tenido actitud, pero en otros partidos, tuvo más. Ahora hay que hacer borrón y cuenta nueva, tratar de olvidar el mal trago y focalizar en lo que viene. Aún hay chances de jugar por el ingreso a las Copas y ese tiene que ser el gran objetivo de aquí a la finalización del torneo.