sábado, 10 de febrero de 2018 - 09:01 p.m.

Con todas las ganas, los nuevos profes del vóley buscan jugadores y apoyo

Se trata de Mariano y Nicolas Riganti, profes de educación física y jugadores vóley, son quienes tomaron las riendas de las categorías mini del Taladro. Un proyecto que empieza buscando talentos y auspiciantes.

Se dice que los deportes amaters reman contra la corriente, y esta no es la excepción. Por suerte los hermanos Riganti, Mariano de 25 años y Nicolás de 23, le ponen el pecho y la pasión a la realidad. Ambos juegan desde los 10 años al vóley, cuando comenzaron en el  Country Club de Banfield. También jugaron en Boca Juniors, Lomas Vóley y la selección argentina.

Cuando Mariano empezó en Banfield en 2016 en las categorías sub 13 y sub 15 la situación era crítica: Había sólo siete nenes para tres categorías. “Estábamos muy complicados ya que el club venia de una renuncia generalizada desde coordinadores de la actividad hasta todos los entrenadores en la rama masculina” cuenta el mayor de los Riganti. A base de mucho trabajo hoy hay más de 30 chicos entre las tres categorías.

Este año, con el aval y apoyo de la coordinadora de la actividad, Marina Acerbi, Mariano pasó a dirigir las categorías más grandes y Nicolás asumió las sub 13 y 15.

“Nuestro proyecto es a largo plazo y muy ambicioso. Queremos llevar a Banfield lo más lejos posible que se pueda, queremos que sea potencia dentro del vóley y sabemos que con trabajo y sacrificio se puede lograr. Para esto vamos a trabajar arduamente en los valores y en el sentido de pertenencia, queremos que los chicos se sientan realmente orgullosos de vestir estos colores y los representen al máximo en cada entrenamiento y en cada competencia que nos toque enfrentar. Nos proponemos llegarles a los chicos desde otro lado: desde la motivación, el compromiso, la disciplina, el trabajo en equipo, buscando que asuman los retos planteados y que lo hagan con total exigencia y optimismo”, cuenta Mariano a Soy de Banfield.

Pero el presupuesto no es suficiente en el club para este proyecto. Es por eso que estos jóvenes y pujantes DTs necesitan el apoyo de la gente, ya que el vóley es una disciplina arancelada y no todos los chicos tienen los recursos para poder pagar la actividad.

“Estamos buscando sponsors que se quieran acercar a dar una mano con lo que sea, no solo con dinero, si no con materiales deportivos, frutas para los chicos, bebidas adecuadas para el deporte” explica el técnico de las mayores del Taladro, por lo que ofrecen publicidad en el gimnasio del club con banners y publicidad en las redes sociales.

Para acercarse a sumarse a los entrenamientos o participar del apoyo que los profes necesitan, los días de entrenamiento son lunes, jueves y viernes, el mini vóley sub 13 y sub 15 lo hace a las 16:15 horas, mientras que el sub 17, sub 19 y sub 21 a las 18:45.