martes, 05 de diciembre de 2017 - 01:01 a.m.

Fue derrota 2 a 1 en la visita a San Martín de San Juan

Por Guido Cichello. El equipo no tuvo una buena noche y terminó cayendo ante un Santo sanjuanino oportuno que golpeó en los momentos justos. Lo más destacable en el Taladro es la presencia de tantos juveniles que siguen saliendo de la cantera.

No fue un buen partido del equipo y por momentos se vió superado por un rival que no le sobró nada y supo mantener la diferencia, exagerada quizás, de dos goles. Pero así es el fútbol, San Martín se encontró con dos goles y luego supo aguantar el partido. Banfield no tuvo muchas situaciones de gol, de hecho, careció de peso ofensivo a pesar de la movilidad de sus juveniles delanteros. Bertolo ganó y perdió en igual medida por su banda, y Mouche tampoco hizo la diferencia. Remedi, muy sólo en el medio, no pudo contrarrestar el poderío de San Martín, que siempre intentó dominar la pelota y a partir de ahí, controlar el trámite del partido. Defensivamente se cometieron algunos errores que terminaron costándole muy caro al equipo. Banfield no tuvo sorpresa, fue previsible en ataque y no le encontró la vuelta al partido. Los juveniles cumplieron, pero no se destacaron. A futuro hay muy buen material, pero el presente muestra carencia en los recambios de jugadores, teniendo que asumir la responsabilidad juveniles que aún no están preparados para ello. Sin Dátolo y Cvitanich el Taladro da muchas ventajas. Como equipo no logra resolver ese conflicto y terminó nuevamente perdiendo puntos. La situación no es preocupante, pero sí se prende una alarma en cuanto a la conformación del plantel para el próximo torneo. La próxima será en casa ante Argentinos Juniors el próximo sábado a las 17 en lo que será el cierre de éste 2017, con un primer semestre exitoso y un segundo irregular.