sábado, 18 de noviembre de 2017 - 12:00 a.m.

Empate con sabor a poco

Por Hernan Bañez. Banfield no pasó del cero ante un Temperley que ofrece poco. Inconexo entre sus líneas y con jugadores muy por debajo de su nivel, el equipo de Falcioni quedó en deuda consigo mismo.

El Taladro llegaba como banca para el partido de la fecha 9 de la Superliga argentina ante un Celeste que se acerca lentamente a la segunda división. Con la ausencia de Cvitanich confirmada, el Emperador apostó a un ataque configurado por Pablo Mouche, el juvenil Michael López y Nico Bertolo. En el arranque el Taladro pareció ser el de las últimas fechas, con desbordes de Mouche y centros de Sperduti, que obligó al arquero Gasolero, Días Ayala, a tapar una pelota a los seis minutos de juego. Luego un bombazo de Mouche a los ´25 y nada más ofreció el equipo de Julio Cesar Falcioni.

Con un Sperduti muy impreciso y muchas dudas en el fondo entre Sporle y Corcho Rodríguez -al punto de dejar pasar pelotas entre ellos para que las recuperen los jugadores rivales- Banfield mostró un mal nivel, incluyendo a un Jesús Dátolo que, lesionado a los ´40 del primer tiempo, salió sin ofrecer mucho al juego.

Ya en la segunda etapa con la entrada de Linares, y más tarde de Juan Alvarez, Banfield se conectó más y encontró espacios para tener algunas llegadas aunque sin mucho riesgo salvo dos jugadas, un tiro desde afuera del área de Bertolo y un centro de derecha de Alvarez. Hacia el fin del partido Lucero entró en lugar de López, pero solo aportó tropiezos y alguna otra corrida sin sobresaltos para los dirigidos por el Gato Esmerado.

Nico Bertolo y el capitán Civelli con su voz de mando fueron lo mejor del Taladro. Buenos aportes de Juan Alvarez y Nico Linares.

Banfield deberá trabajar mucho en lo colectivo, y también en lo individual, para lograr un juego que le permita no perder más puntos ante rivales de menor jerarquía como el de hoy. Y más pensando en los desafíos del próximo semestre.