jueves, 01 de septiembre de 2016 - 10:07 p.m.

Chau al alambrado. Hola acrílico.

En los últimos días se supo que la comisión directiva tiene en proyecto retirar el alambrado de las tribunas Valentín Suarez y Eliseo Mouriño, para reemplazarlos por acrílicos como en la platea de la Bombonera. Y el debate no se hizo esperar.

Un-estreno-con-todas-las-lucesLas posturas encontradas son claras: Los acrílicos no permiten colocar las clásicas banderas y así se pierde una parte del folclore del fútbol. Los "trapos" obstaculizan la vista del campo de juego y se convierte en un terreno de lucha entre fuertes y débiles en la tribuna.

Que la cultura del aguante, que el desarrollo del fútbol. ¿Cual es la postura de la mayoría?. Es cierto que la actitud pro-trapo cansa. Pelearse por un espacio de alambrado y obligar a otros a ubicarse 10 escalones arriba para seguir viendo de reojo el partido no da para más. Pero ¿puede el club invertir en semejante proyecto cuando ya hay rumores que los empleados y el plantel tienen problemas para cobrar salarios?¿No es parte del despilfarro spinosista entre tanta lona publicitaria, gacetilla panfletaria, cartel de led y ahora los carísimos acrílicos?¿Quien se beneficia con este negocio?.

El fútbol avanza hacia las plateas, el derecho de admisión y los estadios modernos y confortables. No parece parte del desarrollo colgarse de un elemento que se usa para separar animales de personas o presidiarios de civiles. ¿Pero puede hoy Banfield meterse en semejante gasto cuando las finanzas del club están al rojo y ya ni sede tenemos, arrendada por diez años a la empresa de Samper?. Chau a los trapos, al color, al folclore.

Por eso hoy te preguntamos. ¿Que preferís vos?.

[poll id="44"]