martes, 23 de agosto de 2016 - 08:56 p.m.

Gran victoria 2 a 0 ante San Lorenzo por la Copa Sudamericana

Por Guido Cichello. Por fin Banfield jugó a lo Banfield, dejando todo, sometiendo por momentos a su rival y generando situaciones de gol, sobre todo de pelota parada, el sello que parecía tener olvidado Falcioni. La gente se fue con el corazón contento a pesar de la escasa cantidad de público por el costoso precio de la entrada, quizás la única falla de una noche hermosa en donde el Taladro se reencontró una victoria que venía necesitando desde hace meses.

rodriguez vs san lorenzoComenzar ganando un partido de ésta magnitud a los 5 minutos de juego, no lo esperaba ni el más optimista de los hinchas. Pero así fue, Erviti puso una pelota como con la mano, tras un corner, en el punto del penal y Jorge Rodríguez dejaba su marca para poner el 1 a 0 de cabeza. Eso le dio tranquilidad a Banfield, pero no le quitó la ambición de correr todas las pelotas, presionar en determinados sectores del campo y tratar de buscar ampliar el tanteador. Por su parte San Lorenzo, nunca encontró el circuito de juego y apostó al desequilibrio de Cerutti por la derecha, pero más que eso. En cambio el Taladro ganó todas las divididas, apoyados en el orden de Matheu, quien salvó dos en la línea, en el gran nivel de Rodríguez, en la experiencia y entrega de Prosperi que con Juan Manuel Cobo fueron de lo más destacado cuando el equipo no tenía el balón. Destellos de Erviti ayudaron a que el equipo no pierda el rumbo, apoyados en la inspiración de Sarmiento quien continúa en un nivel alto. Arriba los dos tanques también complicaron, por lo que el Taladro terminó siendo justo ganador. Es cierto que sufrió más de la cuenta, porque el Cuervo tuvo tres situaciones clarísimas como para descontar, pero Banfield acompañó a la suerte con una actuación convincente, con un equipo sólido, que entendió cómo y dónde debía ganar el partido. Jugó como el viejo Banfield copero, que atropellaba rivales sin importar la envergadura de éstos. Hoy fue la noche soñada, lástima que en vivo pudieron disfrutarlo pocos hinchas. Las tribunas se vieron semi vacías y eso tendrá que analizarse de cara al futuro. Desde lo deportivo todo se vé con mayor optimismo, de no pasar nada raro, el equipo tiene muchas chances de acceder a la siguiente fase de Copa, algo soñado que por ahora, se está haciendo realidad.