jueves, 02 de junio de 2016 - 12:06 a.m.

"Quiero sacarle una sonrisa a los chicos que más lo necesitan"

Ezequiel Schelotto, que hizo las inferiores en Banfield, actual lateral derecho de Sporting de Lisboa de Portugal, pasó por Banfield para dejar unos regalos.

El ex futbolista del Inter, de visita en el predio de Guillón dijo que "es algo que hago todos los años cuando termina el campeonato en Europa. Vengo acá a visitar a mis ex técnicos como Pipo Hernández, Pedro Soma, que fueron los que me ayudaron cuando hice las juveniles. Esta visita tiene un sabor especial porque quería donar 45 pares de botines para los chicos que más necesitan. No todos tienen botines", destacó el "Galgo".

Además reconoció que sigue al Taladro desde Europa: "El último partido con San Lorenzo grité como loco en el cabezazo de Sporle, la vi adentro", y confesó que "Mi corazón está en Banfield por siempre", y amplió "Cada vez que vengo acá me vienen muchos recuerdos, pasé seis años de inferiores y siempre que veo el predio se te sale una lágrima, disfruté muy lindos momentos acá."

"No quiero recibir nada a cambio, es algo que venía pensando hace meses. Tengo que agradecer a mis compañeros del Sporting Lisboa que me ayudaron a conseguir más botines además de mi sponsor. Yo hice las juveniles y sé que no es fácil. Lo mío es para sacarle una sonrisa a los chicos que más lo necesitan".

Schelotto se vió envuelto en una polémica con el ex presidente Portell cuando fue vendido a un grupo empresario en 2008 y Banfield no recibió nada a cambio. Hoy, no olvida su pasado y vuelve a compartir con los más chicos lo que a él le costó. ¡Grande Galgo! ¿Volverás algún día?.