viernes, 29 de abril de 2016 - 10:13 p.m.

Patín, en un "todos para uno"

Patín es luego del fútbol, la de mayor trayectoria del club. Con más de 30 años de historia y muchos premios obtenidos, el deporte en Banfield sigue en expansión. Hablamos con la profesora Analía Mesiano.

84d9013b-19fb-4b47-ae96-b0291760ff07Tal como era el lema de los Tres Mosqueteros, "todos para uno, y uno para todos", hoy la tercera actividad del club (detrás del fútbol y hockey, con unos 100 deportistas) es una sola aunque tenga dos sedes diferentes.

"Somos un grupo particular" dice la profesora que hizo toda su carrera en el club. "Hace 20 años que estoy acá, empecé a los 5 años cuando casi vendemos los patines y me iba a dedicar a la gimnasia deportiva. Cuando comencé en la actividad solamente habían ocho nenas, nada más", nos cuenta Mesiano.

Es que patín es una actividad con mucha tradición: "Buscamos que los profesores salgan de acá si se puede, yo fui alumna de Gustavo (Alvarez) y empecé a "ayudarlo" a los 14, desde los 18 que soy profe".

“El año pasado hicimos muchas cosas para que la actividad crezca, como clases abiertas con otros clubes, torneos y eventos en los que participaba la familia. Se vinieron nenas de otros lugares por el nivel que tiene patín en el club, nivel que logramos con los años y que pudimos llegar al máximo con el arribo de la profesora Melina Alguibay. Con ella y con los otros profesores, Gustavo Alvarez, Analia Martinez y Monica Lazzerini, se llegó a realizar un proyecto que unió a toda la actividad y no solo eso, sino que también hizo crecer a gran escala el nivel de las patinadoras”

Además en 2015 patín tuvo un grupo de 60 nenas federadas, quienes participaron en torneos nacionales e internacionales y gracias a los logros obtenidos por ellas, Banfield fue considerado como un club referente en el orden nacional junto a otros de nuestra misma asociación. "Esto se logró gracias al compromiso de todas las deportistas, el apoyo de los padres y el trabajo colectivo e individual de cada profesor de nuestra actividad” dice Analía, y amplía “nuestra manera de manejarnos es diferente a cualquier otro club y somos de los pocos que forman deportistas de cero que logran hacer carrera nacional e internacional dentro del mismo".

Hoy, y hace un año, el grupo de patín está dividido en dos desde que se desmanteló el gimnasio de la sede, ni "tampoco el campo de deportes". Un grupo practica en el Comercial de Témperley, y el otro en la Escuela 30 de Barrio Nuevo (foto) donde trabaja Analía, luego de tener un paso fugaz de dos semanas en el club "For Ever" en 2015. "Es difícil hacer actividades en conjunto y relacionarnos con el resto de las actividades si estamos todos tan divididos. Por otro lado, a los padres que tienen más de dos hijos se les complica. Hoy nuestro punto de contacto es Ariel Rivera".

Acerca de la pérdida del espacio, la profesora nos explica que "el club tiene un rol social, antes teníamos la cartelera donde podíamos escribir algo. Ahora debido a que estamos en instituciones escolares no podemos hacerlo aunque  solicitamos hacerlo, por otro lado se pierden esas cosas que yo tenía de chica cuando disfrutaba una tarde de sábado en la sede social o en el predio practicando y luego compartiendo alguna comida".

“Cuando tuvimos que dejar la sede, fue como volver a empezar con la parte del semillero. Y más tarde cuando la parte de las federadas tuvo que dejar el predio, también se vivió una situación parecida. Es difícil tener un proyecto y cambiarlo de un día para el otro.” Analía fue la coordinadora general de patín hasta el año pasado. “Frente a todos estos cambios, pase un año muy difícil”.

La actividad tampoco tiene mucha presencia en los medios banfileños, o al menos así lo sienten padres y deportistas. "Yo en determinadas ocasiones, envié información y fotos, pero se ve que en su momento hubo cosas más importantes y no salen cosas de patín".

Pero el objetivo es claro: “Enseñarle al deportista a que se comprometa y avance en el deporte que le gusta, pero el del nene es divertirse y relacionarse con otros que también le gusten las mismas cosas. Hacerle aprender a nivelar esos dos objetivos es lo principal. Todo esto enfocado al nivel que yo manejo en mis clases, nenes que recién empiezan”.