martes, 29 de septiembre de 2015 - 01:13 p.m.

Un susto que podría haber sido una tragedia

Sede 350Mientras el presidente Eduardo Spinosa continúa haciendo su campaña de cara a las elecciones del sábado, los trabajos que se están realizando en la Sede Social dejan mucho que desear.

En la jornada de ayer, este medio se acercó al primer piso para hacer una nota con el profesor de Taekwondo, Gustavo Verdejo. En plena entrevista, se escuchó una fuerte explosión proveniente desde el cuarto en el que entrenaban los del segundo turno (el cual estaba repleto).

La explosión fue producto de un cable que entró en corto y salió disparado hacia donde estaban los alumnos y socios del club, quienes se asustaron pero, por suerte, no hubo que lamentar heridos.

"Estas son las cosas que tenemos que aguantar mientras se hace la obra", expresó Verdejo, en diálogo con Soy de Banfield.

Una vez que los profesores dieron cuenta de que nadie estaba lastimado, pidieron por alguien de mantenimiento. ¿Qué ocurrió? Nadie llegó y gracias a Verdejo (junto con un alumno) arreglaron el cable para que nadie corra peligro. Sí, una vergüenza.

Este tipo de situaciones se viven a menudo en las instalaciones de la Sede Social y de no ser por el empeño, el esfuerzo y las ganas que le ponen los profes y alumnos, no se podrían llevar a cabo las pocas actividades que quedan en la Sede.