miércoles, 02 de enero de 2013 - 04:00 p.m.

Mónica Nizzardo abandona la lucha por la violencia en el fútbol

(Fuente Infobae) La titular de la ONG "Salvemos al Fútbol" deja su cargo. En una dura carta, declaró: "La perversidad es extrema, todos reconocen la violencia como una enfermedad sin cura; en vez de buscar un antídoto tratan de vivir con ella".



“No le encuentro la vuelta para que esta lucha me siga haciendo feliz, sino por el contrario me siento una estúpida, entonces me retiro”, con esas palabras y argumentado falta de fuerzas y descreimiento en las autoridades, Mónica Nizzardo renunció a su cargo como titular de la ONG "Salvemos el Fútbol".

Y allí desliza una serie de críticas sobre la relación entre los clubes y la AFA.  "La Comisión Directiva del club de Avellaneda sabe que Grondona fue legalmente un ¨partícipe necesario¨ para que el ex presidente Comparada pueda hacer el desastre financiero que hizo y deje al club al borde de la quiebra, pero sin embargo hoy Cantero, también sabe que si quiere seguir como presidente y salvar a su club tiene que olvidarse de recordarle ese pasado a Don Julio y expresar públicamente ¨Tengo el apoyo de Julio Grondona¨ para respirar un rato más y soñar con un gol que lo salven además del descenso", sentenció.

Nizzardo indicó que los candidatos a directivos deben llegar a un acuerdo con el mismísimo presidente de AFA, "que está desde hace más de 33 años, desintegrando por completo lo importante de lo que la palabra democracia significa", agregó.

"Los directivos deben aceptar las mediocres condiciones de seguridad que los organismos de seguridad propongan", sostuvo y puntualizó que la única política de Estado que conocemos es que desde el Gobierno inventan cosas para desligarse de los problemas y responsabilidades.

En una nota publicada el 31 de diciembre en su blog hizo pública su decisión: "Hoy confirmo lo que muchos trataron de explicarme pero que yo no estaba en condiciones de escuchar: `la violencia en el fútbol no tiene solución´" y recordó que  su  "lucha es demasiada ambiciosa".

Nizzardo criticó a todos y centró sus ataques contras las autoridades de la AFA y con el gobierno nacional, y manifestó que la solución está en un mayor compromiso de la sociedad para terminar con el poder de los barrabravas.

"La perversidad del fútbol argentino es extrema, todos la reconocen. Las justificaciones que da cada uno para no reconocer su complicidad con este sistema nefasto de contactos y relaciones que antepone los intereses personales -económicos y políticos- por sobre la transparencia de las instituciones, y mismo por sobre la vida humana, son increíbles".

Salvemos al Fútbol es una Asociación Civil que funciona como ONG creada en 2006 con el objetivo de "establecer un punto de encuentro para todos los socios y simpatizantes de clubes de fútbol y llevar a la Justicia todo hecho de violencia o corrupción".

"Para hacer y ser más de lo mismo, me hubiera quedado como directiva de Atlanta y conformarme con ¨salvar lo que se pueda¨. Pero en cambio, decidí junto a otros idealistas activos". A su vez señaló: "Es más difícil luchar contra la hipocresía que contra los violentos y corruptos, puse lo mejor de mí, desde energía, tiempo y dinero, pero no pude. Me saturé".

Nizzardo relaciona las situaciones de violencia que ocurren en los campos de juego con la inacción de los responsables del gobierno nacional y de Asociación del Fútbol Argentino.

"La Presidente de la Nación en el discurso del 30 de julio de 2012, realizó un exhaustivo homenaje a los delincuentes del futbol, nuestros conocidos barrabravas", escribió en su blog.  "CFK minimizó la violencia del fútbol, desligando la responsabilidad de los problemas de las tribunas a los árbitros y metiendo en la misma bolsa a los amantes del fútbol y a los delincuentes del futbol, confundiendo fanatismo, con negocios espurios", agregó.

"Para quienes sabemos de la cuestión, porque venimos denunciando desde hace años la corrupción del futbol,  -no solo la de los barrabravas-, las palabras de nuestra Presidente fueron un verdadero cachetazo, y una enorme falta de respeto para los familiares de víctimas, quienes perdieron a un ser querido como consecuencia de la violencia provocada por estas mafias organizadas instaladas en la política, en los clubes de fútbol y en AFA", remató.

Nizzardo explicó que cuando una persona, más aún si es directivo del futbol argentino, "intenta denunciar y avanzar contra las mafias de su club, de AFA y expone las falencias y falta de voluntades de este gobierno para terminar con las mafias organizadasno hay otro resultado que el de ser expulsado automáticamente del sistema".

La ex dirigente de Atlanta reveló algunas experiencias vividas en estos seis años. Uno de ellos es de Mario Spinelli, ex Secretario General de Platense, quien tuvo que renunciar tras denunciar a los barrabravas del club y remarcó que ella es la única persona que tuvo un cargo en algún club y logró llevar a juicio oral a un barrabrava de la misma entidad.

También destaca la fortaleza del actual Presidente de Independiente, Javier Cantero, quien se acercó a SAF durante 2006, pero dejó de asistir cuando fue electo para dirigir a la institución.