miércoles, 28 de noviembre de 2012 - 06:40 a.m.

Los médicos también juegan en primera

Por Karen Costas (de la gacetilla oficial) Banfield cuenta con un cuerpo médico, que está a disposición día a día para los jugadores de la primera división es una acompañamiento constante, ellos también se pone la camiseta en cada partido.

El equipo de profesionales está integrado por Daniel Martinos (médico), Sergio Hanashiro y Ariel Sorge (kinesiólogos) y Ezequiel Desimone (masajista). Todos ellos tienen a su cargo las tareas de rehabilitación y cuidado de el plantel de futbolistas.

Martins en relación al tema añadió “los cuatro estamos full time con el plantel y los acompañamos en la pretemporada, en las prácticas y partidos. El Club cuenta con buenas instalaciones, tenemos en el Campo de Deportes un consultorio y al lado la sala de Kinesiología con todas las comodidades y aparatología. Además, disponemos de un gimnasio que también es muy importante para la rehabilitación de los jugadores”.

El cuerpo médico no podría llevar a cabo su tarea sin uno de los factores principales y es la interacción por parte del equipo con el entrenador Daniel Guerrero y con Darío Acevedo preparador físico del Club, esta relación se logra mediante una comunicación constante en donde se mantiene a Guerreo y Acevedo informados diariamente y dando partes médicos de cada jugador y lesión en particular.

Por su parte Desimone, masajista del club expreso “es una alegría muy grande compartir día a día con estos jugadores. Me siento muy cómodo y me hacen sentir muy bien. El tema de los masajes se maneja según el cansancio y la lesión que pueda tener el jugador, generalmente la parte del cuerpo que más se trabaja es el tren inferior”.

Los kinesiólogos también son fundamentales para la recuperación de cada jugador;  Sorge dijo “es fundamental. Al trabajar acá aprendes a querer al Club y te haces un hincha más. Es como una familia”, por otra parte Hanashiro su compañero coincidió en “más allá de que uno es un profesional, te encariñas muchísimo, esto es más que un trabajo porque se hace con pasión y se siente”.
Los trabajadores del cuerpo médico se hacen querer por los jugadores, ellos cumplen con su tarea diaria, comparten situaciones cotidianas con los jugadores en un entrenamiento o dentro de un vestuario. Acompañan, ayudan, alientan y trabajan cumpliendo su rol tan importante para nuestro equipo.