miércoles, 29 de agosto de 2012 - 12:01 a.m.

Las triangulaciones en el fútbol

\n\nEn la última semana salió a la luz el tema de las triangulaciones entre clubes y representantes de futbol para evadir o eludir impuestos. Uno de los clubes puente que investiga la AFIP es el Unión San Felipe de Chile, que pertenece a Ramón Delgado, periodista y ex vocero de Carlos Menem. De ese club proviene Lihue Prichoda, y por ese motivo es uno de los jugadores observados por la AFIP, aunque la situación de Lihue no pasará a mayores ya que él si jugó la temporada pasada en el club chileno.\n\n.\nEl problema está con los jugadores que son fichados en ese club y vendidos a los pocos días, sin jugar un solo partido, como el caso de Jonathan Bottinelli que fue transferido a River por el club puente o “pantalla”, servicio por el que la gallina pagará U$U550 mil adicionales al San Felipe si el defensor juega el 25% de los partidos del torneo actual.\n\n.\nDelgado Arrancó sus negocios en Brown de Arrecifes, donde a cambio obtenía porcentajes de futuras transferencias que pudiera concretar el club, que luego de irse estuvo seis años sin ganar un partido oficial, hasta llegar a la liga local. Una de sus maniobras predilectas era llevar jugadores a préstamo sin cargo ni opción, lo que no dejaba al club la posibilidad de reventas. El Banco Central informó que entre marzo y julio de este año, Delgado libró 27 cheques sin fondos por $197.351.\n\n.\nLa sociedad anónima que controla Delgado y preside su hijo Sebastián, posee un par de compañías más como Concepto Fútbol SRL y Logística Deportiva SA, estas son las empresas por las que Unión San Felipe hace las triangulaciones que permiten ahorrar hasta un 75% de los impuestos que se deben abonar a la Nación. Todo esto viene sucediendo durante años con el aval de la AFA, pero con el gobierno nacional como socio de ella a través del Futbol Para Todos, se le exigen cambios que beneficien a la recaudación. Chile no es el único caso de clubes pantallas, también sucede con Sud América, Fénix, Progreso, Bella Vista, Cerro, Boston River y Rampla Juniors de Uruguay y el Locarno FC de Suiza, una entidad de la segunda división, propiedad de un polémico empresario llamado Pini Zahavi, por el que se trianguló en su momento al Pipita Higiuain.\n\n.\nEn un comunicado emitido por Unión San Felipe, expresaron que “Éste no es un club fantasma para justificar triangulaciones como parece querer presentársenos. Muy por el contrario, esta práctica es absolutamente lícita, ajustada a la legislación nacional y a las normas de la FIFA y es efectuada con estricto respeto por la legislación comercial y tributaria”.\n\n.\nEl futbol argentino, tan manchado por los dirigentes en las últimas décadas, empieza a tomar un camino ordenado, al menos en lo impositivo. Aunque aun falte terminar con los barrabravas. Lo que más nos interesa a los banfileños, es que Prichoda no tenga ningún problema y pueda seguir jugando para confirmar lo que parece que puede dar.